A DIEZ AÑOS DE SU FALLECIMIENTO: Vilma Espín Guillois

A DIEZ AÑOS DE SU FALLECIMIENTO: Vilma Espín Guillois

A DIEZ AÑOS DE SU FALLECIMIENTO

Vilma Espín Guillois

El último 18 de junio se cumplieron diez años del fallecimiento de la heroína revolucionaria cubana Vilma Espín Guillois.

Nacida en Santiago de Cuba el 7 de abril de 1930, cursó sus estudios primarios en la Academia Pérez Peña y los secundarios en el Colegio del Sagrado Corazón, graduándose de Bachiller en Ciencias. En la Universidad de Oriente se recibió de Ingeniera Química, allí se incorporó a la lucha estudiantil contra la dictadura de Batista, y bajo la dirección de Frank Pais se sumó a la lucha política revolucionaria y a las filas del Movimiento 26 de Julio conducido por Fidel Castro.

Se destacó en la Coral Universitaria y también en el grupo de danza, ya que de pequeña estudió ballet; brilló además en el deporte como la capitana del equipo de voleibol de la Universidad de Oriente.

Por entonces ya era conocida como Déborah, por su nombre de guerra, y militó intensamente de enlace entre las fuerzas clandestinas que actuaban en su provincia natal de Oriente y las fuerzas guerrilleras del Ejército Rebelde que crecían y avanzaban desde la Sierra Maestra. Luego se incorporaría como guerrillera en el Segundo Frente Oriental “Frank País”, comandado por Raúl Castro, con quien se casó a poco de haber triunfado la Revolución.

“Fue una escuela, un inmenso laboratorio donde comenzaron las nuevas relaciones sociales y los principios de igualdad humana, de dignidad en que se funda nuestra Revolución. Se comenzó a constituir en las montañas lo que aspirábamos para todo el país”, diría Vilma años más tarde.

Tras 48 años de matrimonio, con Raúl conformaron una familia ejemplar, tuvieron cuatro hijos: Mariela, Déborah, Alejandro y Nilsa Castro Espín.

Fue presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). Integró el Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde 1965, siendo ratificada en todos sus Congresos. Fue miembro del Buró Político del Partido, responsabilidad que desempeñó hasta 1991. Fue Diputada a la Asamblea Nacional y miembro del Consejo de Estado.

Presidió la Comisión Nacional de Prevención y Atención Social, y la Comisión de la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer, de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Recibió múltiples condecoraciones nacionales e internacionales, entre las que se destacan el título de Heroína de la República de Cuba y el Premio Lenin de la Paz.

R.G.M.

Compartir