30 AÑOS: Marcelo Feito

30 AÑOS: Marcelo Feito

30 AÑOS

Marcelo Feito

El 16 de setiembre de 1987, hace treinta años, caía en combate en Chalatenango, El Salvador, el camarada Marcelo Feito.

Militante de la Federación Juvenil Comunista desde adolescente, en los años setenta, en el municipio bonaerense de Vicente López, Marcelo se destacaba como “un pibe vivaz, alegre y combativo, rebelde y responsable a la vez, siempre dispuesto a las pintadas y volanteadas del Partido y la Fede contra la dictadura”.

Así lo recuerda el camarada Abraham Khaouly, veterano del PC y del PCCE, que por esos años era dirigente del Regional Norte del Gran Buenos Aires del Partido. El “Turco” cuenta que Marcelo era hincha de Independiente como él y que un día lo llevó a la cancha de River a ver un partido en el que “el Rojo” le ganó al “Millonario”. Para Marcelo, que por entonces tenía catorce o quince años, fue una experiencia inolvidable.

Corridos los años, en 1985, Marcelo integró el Movimiento de Brigadistas Libertador General San Martín forjado por la Fede. Participó de la primera “Brigada del Café” que marchó a la Nicaragua Sandinista en misión internacionalista.

A su regreso los recibió Rodolfo Ghioldi, uno de los fundadores del Partido Comunista.

Un año después, Marcelo marchó a El Salvador para incorporarse al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). “Ahora vamos a ver si seremos como el Che”, dijo al despedirse.

En El Salvador, inspirado en Rodolfo Ghioldi, Marcelo adoptó el nombre de guerra de Rodolfo, llegando a ser el Teniente Rodolfo del FMLN, convencido de que “si Nicaragua venció, El Salvador vencerá”.

“El Teniente Rodolfo tenía muy claras sus ideas y nosotros aprovechamos su capacidad para fortalecer y animar la lucha de los otros combatientes. Él llegó en uno de los momentos más difíciles de la guerra y aportó su energía, su juventud y su fuerza para combatir en la zona más peligrosa. Allí murió. Allí se transformó en uno de los héroes que hermanó con sangre la relación del Partido Comunista argentino y el salvadoreño. Recuerdo que citaba continuamente al Che Guevara, que extrañaba los bifes de chorizo y que era muy solidario con sus compañeros”, recordaba Ramiro Vásquez, miembro de la Comisión Política del FMLN hoy en el gobierno y jefe del comando de guerrilla que integró Marcelo. “En varias oportunidades puso en riesgo su cuerpo para sacar heridos y muertos. Jamás permitió que alguien se quede en medio de las fuerzas enemigas. Este triunfo es su homenaje”.

R.G.M.

Compartir