CUBA RECUERDA AL CHE: Fieles al legado del Che y de Fidel

CUBA RECUERDA AL CHE: Fieles al legado del Che y de Fidel

CUBA RECUERDA AL CHE

Fieles al legado del Che y de Fidel

Con un destacado discurso del Primer Vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el pueblo cubano conmemoró el 50 aniversario del paso a la inmortalidad del Comandante Ernesto Che Guevara, reafirmando sus principios como nación soberana, antiimperialista, internacionalista y socialista, en un contexto de arremetida imperial por parte del gobierno de Donald Trump.

El domingo 8 de octubre, en la ciudad de Santa Clara, el pueblo cubano rindió un sentido homenaje a la figura y legado del Comandante Ernesto Che Guevara, el guerrillero heroico y patriota latinoamericano, asesinado en Bolivia por órdenes de la CIA en 1967, cuyo ejemplo de humanidad sigue siendo guía para las nuevas generaciones y para todos los pueblos del mundo que luchan por su liberación. El acto central se realizó en la plaza “Ernesto Che Guevara”, en donde descansan sus restos desde el 12 de julio en 1997, cuando fueron devueltos a Cuba junto a otros compañeros caídos en combate.

Desde la ciudad liberada por la columna guerrillera del Che en 1958, el Primer Vicepresidente de Cuba y principal orador, Miguel Díaz-Canel, recordó al Che como un ser humano íntegro, modelo de hombre altruista y excepcional revolucionario. “Jóvenes de todo el planeta encontrarán en su voluntad de acero, su fe en la humanidad, su sentido del honor, su dignidad, su audacia y su austeridad, la inspiración para construir un mundo mejor”, afirmó, para luego felicitar a todo el pueblo cubano por los esfuerzos y el trabajo colectivo realizado en la rápida recuperación del país tras el paso del huracán Irma.

El evento contó con la presencia del Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba y Primer Secretario del Partido Comunista, Raúl Castro; el ya nombrado Primer Vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el Presidente de la Asamblea Nacional de Poder Popular, Esteban Lazo Hernández; el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, héroe de la República de Cuba y responsable de la recuperación de los restos del Che en Bolivia; miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, de las organizaciones de masas, familiares de los caídos y más de 60 mil santaclareños.

Ante la imponente estatua del Che, Díaz-Canel se refirió a la reciente escalada de tensiones entre la Isla y los Estados Unidos. A principios de octubre, el imperialismo acusó a Cuba, de forma disparatada y sin aportar ni una prueba, de haber provocado “ataques acústicos” con “dispositivos de sonido avanzados” contra los funcionarios de la Embajada estadounidense en la isla. Con la excusa de no poder garantizar la seguridad de sus ciudadanos, el gobierno yanqui decidió retirar del país a gran parte de su personal (más del 60%) y suspendió indefinidamente sus servicios consulares, al tiempo que expulsó a unos 15 diplomáticos cubanos establecidos en Washington. A la vez, EE.UU. incrementaba las sanciones contra Venezuela bolivariana.

Esto no hace más que demostrar el creciente nivel de agresividad de la política exterior del imperialismo, cuya situación económica y social es cada vez más preocupante. Con un nivel de endeudamiento descomunal, a las multinacionales estadounidenses les cuesta cada vez más mantener su hegemonía mundial, en especial por el surgimiento de nuevos actores económicos globales de peso como la República Popular China, la Federación Rusa, el bloque del Sudeste Asiático ASEAN, etc. En ese contexto, el camarada Díaz-Canel recordó que “nos encontramos ante un mundo plagado de incertidumbre como consecuencia de la crisis económica, social y cultural provocada por el neoliberalismo, enemigo principal de los pueblos del mundo, además que continúan las amenazas a la paz y a la soberanía de aquellos que no responden a los intereses de los países hegemónicos”. En ese sentido, expresó también su solidaridad con el gobierno de Venezuela y con su presidente, Nicolás Maduro, que continúan resistiendo, al igual que Cuba, las sanciones económicas de Estados Unidos. “El conjunto de estos acontecimientos son la clara muestra de lo que dijera el Che, de que no se puede confiar en el imperialismo pero ni tantico así, ¡nada!”, aseveró con contundencia el vice cubano, que también recordó unas palabras de la hija del Che, Aleida, aquel 12 de julio de 1997: “Hoy llegan a nosotros sus restos, pero no llegan vencidos; vienen convertidos en héroes, eternamente jóvenes, valientes, fuertes, audaces”. Y así continúan.

Compartir