EL NEOLIBERALISMO ES CRISIS: Sube todo menos tu sueldo

EL NEOLIBERALISMO ES CRISIS

Sube todo menos tu sueldo

 Con el 2018 se inició una nueva campaña de aumentos de precios que vienen a reducir la ya herida capacidad de consumo de trabajadores y jubilados. La meta inflacionaria que maneja el Gobierno nació para no ser cumplida. Sin embargo, como señaló el ministro Dujovne, sirve para encorsetar la paritaria y fijar los aumentos salariales donde quieren los grupos económicos y concentrados.

La inflación se proyecta unos diez puntos por encima de la pauta salarial. En los dos primeros años de Cambiemos, los trabajadores de casi todos los sectores han sufrido la pérdida de poder adquisitivo, y para quienes viven con un trabajo informal la situación es aún más preocupante. Además, los despidos en el Estado y en el sector privado minan el poder negociador de las trabajadoras y trabajadores. El macrismo, que es pródigo en desregulaciones, negociados, dolarización de precios e indexación automática para los sectores más ricos y concentrados del país, guarda para los trabajadores, jubilados y sectores más vulnerables, rebaja salarial, despidos y quita de derechos.

Las tarifas están en el centro de la cuestión inflacionaria porque los brutales incrementos producen la suba del resto de los precios. Una factura promedio de electricidad alcanza un incremento de hasta 1490 por ciento acumulado en dos años. Otros servicios esenciales como el gas o el agua o el transporte público, acumulan aumentos de 1297, 664 y 105 por ciento, respectivamente. La inflación de marzo estuvo dominada por alimentos y bebidas, con el 2,3 por ciento de aumento en la medición nacional. Las prendas de vestir avanzaron un 4,4 por ciento. En la comparación anual, indumentaria y calzado muestran una suba del 17,4 por ciento. Educación subió un 13,8 por ciento en marzo frente a febrero a partir de las cuotas de los colegios privados. Según el INDEC, este rubro creció en el último año un 33 por ciento. Comunicación subió un 2,7 por ciento apuntalado por la telefonía celular.

Mientras el tarifazo golpea a las economías familiares, a la producción industrial y provoca cierres de comercios en todo el país, los empresarios amigos del presidente, Nicolás Caputo (Central Puerto S.A., firma controlante de Edesur) y Marcelo Mindlin (Pampa Energía- Edenor), ganaron $1 millón por hora durante 2017. Las empresas trasnacionales y concentradas (con la excusa de los aumentos de servicios) vienen apelando a los retiros voluntarios, cesantías y procedimientos preventivos de crisis para no cargar con los costos laborales. Con el guiño del ministro Triaca y las cúpulas sindicales, la francesa Carrefour presentó un procedimiento preventivo de crisis para reducir la planta entre 1000 y 2500 trabajadores; la multinacional farmacéutica Abott inició un plan de retiros voluntarios en su planta de Florencio Varela, que ya implicó una baja de alrededor del 20 por ciento de su plantilla; La Campagnola, del grupo Arcor, desplazó a unos 300 trabajadores en sus dos plantas localizadas en Mendoza entre 2017 y lo que va de este año; la multinacional Cargill dispuso un lockout patronal con cese de la producción y suspensiones sin goce de sueldo, como respuesta al reclamo por el despido de 33 trabajadores.

La tasa de inflación de marzo fue de 2,3 por ciento, de 6,7 por ciento en el trimestre (25,4 el último año) con una proyección del 25 por ciento en el año. La meta del 15 por ciento caducó, pero es el aumento salarial pactado por varios grandes gremios y cámaras empresarias. El Ministerio de Trabajo informó que el 75 por ciento de las paritarias ya negociadas fueron cerradas con esa cifra, quedan pendientes acuerdos con la UOM, Bancarios y Camioneros.

La política de la Alianza Cambiemos no es otra que la de reducir el costo laboral para aumentar las ganancias del establishment. Vale decir que lo que venís perdiendo en tu poder de compra va a las manos de los empresarios. Como la energía, no se pierde, se transforma.

  • Inflación

La inflación a nivel nacional se ubicó en marzo en un 2,3 por ciento, acumula en el primer trimestre un 6,7 por ciento, y 25,4 el último año. Frente a 2017, los servicios públicos, impulsados por la política tarifaria, junto a prepagas, remedios y telefonía celular son la primera causa de arrastre de los precios.

  • Rubros

-La inflación de marzo estuvo dominada por alimentos y bebidas, con el 2,3 por ciento en la medición nacional. La suba estuvo por debajo de la media en el caso del Gran Buenos Aires (2,0 por ciento) y por encima en Pampeana (2,6), Noreste (2,5), Noroeste (3,1) y Patagonia (3,1 por ciento).

-Las prendas de vestir avanzaron un 4,4 por ciento por la inauguración de la temporada invierno. En la comparación anual, las prendas de vestir y calzado muestran una suba del 17,4 por ciento

-Educación subió un 13,8 por ciento en marzo frente a febrero a partir de las cuotas de los colegios privados. El rubro de educación según el INDEC creció en el último año un 33 por ciento, muy por encima del promedio.

-Comunicación subió un 2,7 por ciento apuntalado por la telefonía celular. Equipamiento y mantenimiento del hogar subió 4,5 por ciento, Salud lo hizo en un 1,3 por ciento y Transporte, 1,8 por ciento.

  • Servicios públicos básicos

Una factura promedio de electricidad alcanza un incremento de hasta 1490 por ciento acumulado en dos años. Otros servicios esenciales como el gas o el agua o el transporte público, acumulan aumentos de 1297, 664 y 105 por ciento, respectivamente.

Pérdida del salario real de 2016-2017

En base a datos del Ministerio de Trabajo, destaca la caída del poder adquisitivo en los empleados del transporte, de -8,5 por ciento. Los docentes también sufrieron una pérdida de -8,2 por ciento del salario real; seguido por petroleros, con -7,8 por ciento; estatales, -7,1 por ciento; y trabajadores de comercio, con -4,9 por ciento. Bancarios -4,3 por ciento; Camioneros -4,2 por ciento, Telefónicos – 3,5%, Construcción -1,4%.

  • Precarización laboral

La creación de puestos de trabajo está marcada por la precarización laboral: monotributistas (4,9 por ciento) y monotributistas sociales (14 por ciento) mientras que la industria manufacturera presenta una baja en los puestos de trabajo de 5,3 por ciento respecto de noviembre de 2015. El crecimiento del empleo registrado es de solo 0,2 % desde esa fecha, según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). La Población Económicamente Activa crece a una tasa aproximada de 1 por ciento anual.

Compartir