25 DE MAYO EN LA CALLE: Una multitud le dijo No al Fondo y al ajuste

25 DE MAYO EN LA CALLE

Una multitud le dijo No al Fondo y al ajuste

Entre música, baile y cantitos populares, organizaciones sociales, gremiales, y políticas y pueblo de a pie se reunieron para rechazar el ajuste del Gobierno, el aumento de la violencia institucional y defender las políticas de Memoria, Verdad y Justicia. La multitud se reencontró con la alegría del Bicentenario, la composición diversa y variopinta se traducía en miles de sueltos que llegaban en grupitos formados por familia y amigos. Los cartelitos a mano con consignas varias representaban todo un arco de reivindicaciones acumuladas en estos años de resistencia y defensa de los derechos adquiridos. Como en las grandes manifestaciones de la década kirchnerista, hasta la policía, en todas sus vertientes, se borró del mapa para dar paso a la celebración popular. Se respiraba a pleno, libertad y patria.

“Rechazamos los acuerdos de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, su modelo de dependencia política y económica (…) un plan sistemático que sólo ofrece a las mayorías populares un destino de miseria planificada. Rechazamos el endeudamiento externo que significa una cadena de dependencia sobre nuestro pueblo”, exclamaron los actores Osmar Núñez y Paola Barrientos al leer el documento que enunció el conjunto de reivindicaciones planteadas por más de 40 organizaciones políticas, empresarias, cooperativistas, de derechos humanos, culturales, sindicales, barriales, religiosas, sociales y estudiantiles que convocaron.

Interrumpida con cantos y aplausos, la lectura detalló los reclamos contra la gestión de Cambiemos, entre ellos “el salvaje tarifazo impuesto sobre los servicios públicos esenciales”, “la reforma previsional que ha licuado los ingresos de jubilados y pensionados”, “el desfinanciamiento educativo, el disciplinamiento del salario docente, el ataque a sus organizaciones gremiales y la persecución a la organización estudiantil”, “la radicalización de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad”, “el ataque a las comunidades de nuestros pueblos originarios y el avasallamiento de sus derechos sobre tierras y cultura ancestrales”. Las consignas más repetidas en la calle fueron el “¡Patria sí, colonia no!” y el hit del verano.

En esos días, Cristina recordó en un documento que “hasta la actualidad los únicos dos ciclos de gobierno que nunca sometieron sus políticas al FMI fueron los del General Perón y los de Néstor y Cristina Kirchner”. También que se cumplían 15 años de la asunción de Néstor Kirchner que sacó al país del desastre y lo levantó, mientras que Macri hizo el recorrido contrario: en dos años lo está llevando al desastre.

Después del agobiante clima de corrida financiera, con una inflación y un dólar que no paran, el acto contribuyó a encauzar y tornar el desasosiego en respuesta contundente frente a la promesa de privaciones y un país yermo que la imagen torpe del presidente nos ofrece. El contraste entre esta plaza y el cuadro que por la mañana nos brindó el plantel gubernamental habla por sí solo: cuatro gatos locos y solitarios, caminando por un pasillo vallado y acordonado con más seguridad que una tropa de ocupación, se adentraron en la Catedral, salieron raudos hacia Olivos y punto final a la conmemoración.

La semana estuvo jalonada por el paro docente del miércoles 23, la marcha federal educativa, la convocatoria del viernes 25 en el Obelisco, con la consigna La Patria está en Peligro, y la entrega de del millón de firmas contra la reforma previsional, demostrando la magnitud de la resistencia social contra el plan de ajuste y saqueo de la alianza Cambiemos. Para la mayoría del pueblo, el FMI es el retorno a la incertidumbre, la desocupación, el descenso hacia el fondo de la escala social, la miseria y el hambre. La multitud presente, en su mayoría clase media y trabajadores, dejó sentado su rechazo y enhebró el pasado con el presente.

El final del acto estuvo rubricado por la entonación del Himno Nacional. Pasadas las cuatro de la tarde, los parlantes reprodujeron los primeros acordes, en el escenario Teresa y Liliana Herrero con los artistas y organismos de DD HH; abajo un rugido de cientos de miles de gargantas. Al desconcentrar, coincidieron en el reclamo por un paro general y se canta sin parar.

PROCLAMA POPULAR DEL 25 DE MAYO DE 2018

  • “El 25 de Mayo de 1810 las mujeres y los hombres que habitaban este suelo fueron protagonistas de la gesta revolucionaria que marcara a fuego los destinos de nuestra historia. Se trataba de defender y organizar un Pueblo ansioso de construir un destino común de Patria. Pero, 208 años después, una vez más, la Patria está en peligro.”
  • “Somos un pueblo digno, con mucha memoria y sabemos de qué se trata todo esto que padecemos: el colonialismo neoliberal sólo puede ofrecernos un destino miserable para las mayorías populares. Por eso nos enfrentamos al gobierno de Mauricio Macri, por el camino de la democracia, en las calles y lo haremos también en las urnas. En ese camino, y con estas reivindicaciones y desde estos principios, nos disponemos a forjar la unidad necesaria para construir definitivamente la Patria que soñamos.”
  • “Rechazamos los acuerdos de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, su modelo de dependencia política y económica con las grandes potencias extranjeras que están reeditando en nuestro continente, un plan sistemático que sólo ofrece a las mayorías populares un destino de miseria planificada. Rechazamos el endeudamiento externo que significa una cadena de dependencia sobre nuestro pueblo.”
  • “Rechazamos la reforma previsional que ha licuado los ingresos de jubilados y pensionados, que inicia una privatización encubierta del sistema previsional argentino. Rechazamos las medidas tomadas por este gobierno para meter mano en el Fondo de Garantías del Anses y especular con la plata de las trabajadoras y trabajadores.”
  • “Rechazamos los acuerdos de libre mercado (…) la apertura irrestricta de las importaciones, el fomento de la concentración económica en un puñado de multinacionales y la matriz especulativa con la que intentan destrozar el aparato productivo e industrial para direccionar los beneficios económicos a los que especulan en la city porteña. Rechazamos el salvaje tarifazo impuesto sobre los servicios públicos esenciales, que condena la producción nacional y obliga a nuestro pueblo a decidir entre pagar una factura o poner un plato de comida sobre la mesa.”
  • “Rechazamos la reforma laboral con la que sigue amenazando el gobierno en el Congreso (…) El ajuste sobre el salario real por el camino de una devaluación especulativa y los topes paritarios. Rechazamos el proceso de flexibilización laboral iniciado al hacer crecer los niveles de desocupación, por mentirosos que sean los índices que nos ofrecen. La desocupación es un crimen.”
  • “Defendemos las políticas públicas de memoria y lo conquistado en más de 40 años de lucha. Defendemos los juicios a los responsables del terrorismo de Estado y sus cómplices civiles reafirmamos que el único lugar para los genocidas es la cárcel común. Seguimos exigiendo justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.”
  • “Defendemos la democracia, como herramienta para decidir nuestro futuro y rechazamos la persecución política a la militancia popular. Seguiremos exigiendo la inmediata libertad de todos y todas los presos y presas políticas de la Argentina.”
Compartir