65 AÑOS DEL ASALTO AL MONCADA: Heroísmo y programa

65 AÑOS DEL ASALTO AL MONCADA: Heroísmo y programa

65 AÑOS DEL ASALTO AL MONCADA

Heroísmo y programa

Por Rodolfo G. Módena

El 26 de julio de 1953, hace 65 años, se producía, en Cuba, el histórico Asalto al Cuartel Moncada.

Ese día, un grupo de jóvenes cubanos, liderados por Fidel Castro y Abel Santamaría, llevaron adelante una acción político-militar para intentar derrocar a la dictadura de Fulgencio Batista. La acción consistía en la toma del Cuartel Moncada en Santiago de Cuba y, en simultáneo, la del Cuartel Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo.

Era la Generación del Centenario, así llamada por el centenario del natalicio de José Martí, apóstol y padre de la Independencia de Cuba, nacido el 28 de enero de 1853.

El intento heroico fue derrotado por las fuerzas militares de la dictadura, pero no su ideario emancipador.

Fueron pocas las bajas de los compañeros caídos en la batalla. Unos cuantos lograron evadirse, la mayoría fueron apresados. Muchos de ellos fueron torturados y asesinados ese mismo día, y dados por muertos en combate, entre ellos Abel Santamaría. Otros quedaron presos y fueron llevados a juicio.

Fue entonces que el joven abogado Fidel Castro Ruz asumió su autodefensa ante el tribunal que lo juzgaba y dejó para la Historia su memorable alegato titulado “La Historia me absolverá”, el que se convertiría en un verdadero clásico del movimiento revolucionario cubano, latinoamericano e internacional, así como en el futuro programa de la Revolución Cubana triunfante cinco años y medio después, el 1º de enero de 1959.

Muchos años después, cuando arreciaba el Período Especial de la Revolución tras la desintegración de la Unión Soviética y el Campo Socialista, Fidel convocó al Partido Comunista y a su pueblo, pero especialmente a la juventud cubana, a la resistencia, a la dignidad, a la creatividad y a la firmeza de principios con toda la fuerza de su ejemplo político revolucionario y su extraordinaria e indiscutible autoridad moral.

Entonces dijo que “cada generación debe tener su Moncada”. Y los nuevos revolucionarios cubanos lo tuvieron y vencieron en aquella crisis de los años noventa, cuando muchos agoreros presagiaban el fin de la Revolución.

Hoy, aquí y ahora, en Argentina y en toda América Latina uno debe preguntarse ¿cuál es “nuestro Moncada”?

Nuestra Generación del Bicentenario de la Patria tiene la palabra. Y habrá de ser la recuperación del proyecto nacional, popular, democrático y latinoamericanista inaugurado por Néstor Kirchner y continuado por la compañera Cristina. La recuperación del proyecto de integración latinoamericana, objetivamente antimperialista. La derrota del neoliberalismo y con el norte de nuestra brújula apuntando siempre al socialismo.

Compartir