FF.AA. EN SEGURIDAD INTERIOR: Un decreto para reprimir

FF.AA. EN SEGURIDAD INTERIOR

Un decreto para reprimir

En un contexto de profundización de la crisis económica que padece el pueblo argentino y ante el escandaloso pacto de entrega con el FMI, el gobierno de Cambiemos tomó la decisión de involucrar a las Fuerzas Armadas en el ámbito de la seguridad interna. Un claro acto ilegal de demagogia punitiva que pretende pasar por alto al Congreso y a la legislación vigente sobre defensa y seguridad interior.

El argumento principal del gobierno es que en el mundo de hoy no existen más las amenazas externas, sino las amenazas de “agentes extraestatales” (como el narcotráfico y el “terrorismo”) y que ya no es necesario el despliegue territorial en caso de invasión. Cualquiera que se ponga a leer noticias internacionales se dará cuenta rápidamente que este argumento es absolutamente falso. En el mundo de hoy existen invasiones, guerras y amenazas de intervenciones por doquier. Sin ir más lejos, en las últimas semanas, Estados Unidos amenazó con invadir a Venezuela y a Nicaragua; y a pocos kilómetros de nuestro territorio continental tenemos una base militar de la OTAN en nuestras Islas Malvinas. La “amenaza externa” sigue existiendo en el mundo y cada día parece incrementarse como consecuencia de la crisis del neoliberalismo, que está afectando también las economías de los países imperialistas.

De prosperar el decreto, el rol de las Fuerzas Armadas vuelve a ser la defensa de los intereses de las grandes corporaciones, tanto nacionales como transnacionales, y la represión contra el pueblo. El Ejército podrá reemplazar a la gendarmería y a la prefectura, quedando estas últimas también liberadas para la represión interna.

Compartir