Cuando Cristina, Alberto y Axel salieron al escenario sobre la avenida Corrientes, los esperaba una concentración enfervorizada que se extendía por las calles laterales, familias, gente mayor, grupos de amigos y amigas, militantes de todas las fuerzas, adolescentes y miles de banderas con todos los colores y la diversidad del Frente de Todos.

Desde antes de la seis de la tarde una multitud fue ganando las calles que rodean al complejo Art C. Ya a las cinco había baile en la Avenida Corrientes, casi esquina Dorrego. Todavía era de día cuando se colmaron las primeras tres cuadras. Adentro, el espacio del comando electoral también se había llenado. Por la avenida Corrientes se fue extendiendo el festejo hasta bien pasadas las 12 de la noche. El Obelisco también fue un punto de encuentro y en toda la ciudad se escuchaban los bocinazos y bombas de estruendo. El barrio de Chacarita apenas si aguantaba tanta emoción y alegría, tanta humanidad agolpada.

Los discursos del Frente de Todos arrancaron a las 22.45, en el Costa Salguero ya habían reconocido las derrotas. Salieron a escena los triunfadores y empezó a hablar Kicillof, el gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, protagonista de un impresionante triunfo. “Hoy, una vez más, decidió el pueblo argentino”. Axel realizó un crudo análisis de la situación que recibirán, “hemos visto que la situación económica después de Macri y de Vidal es de tierra arrasada”, y siguió hablando del futuro de la provincia. “Venimos a unificar la grieta para sacar adelante el país y la provincia. En medio de tanta malaria, nuestro pueblo no bajó los brazos. Le pedimos al gobierno que cuide lo que descuidó estos años”. Le cedió entonces el micrófono a la vicepresidenta electa.

Cristina no pudo iniciar porque se escuchaba fuerte el canto de “Nestor no se murió, Nestor vive en el pueblo…”, recordando a quien hace 16 años nos devolvía la dignidad y la esperanza. Luego comenzó con un homenaje a las madres y abuelas, esas mujeres que enfrentaron la dictadura más cruenta que vivió nuestro país y agradeció el cariño que había recibido durante estos años, tanto en su nombre como en el de sus hijos Máximo y Florencia. Calificó el triunfo de Axel como “un reconocimiento político”, por tratarse de quien fuera su ministro de economía. Le avisó a Alberto que se tomaría “un atrevimiento” cuando se dirigió personalmente a Macri para recordarle cuáles son sus responsabilidades, con palabras muy duras y con los millones de argentinos como testigos: “Que hasta el 10 de diciembre tome todas las medidas para aligerar la situación dramática que sufren hoy los argentinos”. En otro momento exhortó a las fuerzas que componen el Frente de Todos a comprometerse en cuidar la unidad imprescindible para sostener la gobernabilidad futura: “Quiero pedirles a todos los hombres y mujeres que hoy están aquí, de distintas vertientes del campo nacional, popular y democrático, que por favor nunca más rompan la unidad que se requiere para enfrentar los proyectos neoliberales que tanto dolor causaron”. El pedido fue reconocido con aplausos por todas las figuras que estaban en el palco: Máximo Kirchner, Sergio Massa y Malena Galmarini; Eduardo ‘Wado’ De Pedro, Verónica Magario, Andrés Larroque, Luana Volnovich; Cristina Álvarez Rodríguez, Leo Grosso, Vanesa Siley y José Luis Gioja, entre otros.

Alberto Fernández habló después. “El gobierno volvió a manos de la gente”, dijo a la multitud que para ese momento había coreado “vamos a volver” y “Alberto Presidente”. “Mañana, como anunció el presidente Macri, me reuniré con él y empezaremos a hablar de cómo transcurrimos el tiempo que queda sabiendo que hasta el 10 de diciembre el presidente es Macri. Pero, por supuesto, vamos a colaborar en todo lo que podamos colaborar porque lo único que nos preocupa es que los argentinos dejen de sufrir”, fue su primera definición y la complementó con un duro llamado al macrismo a hacerse cargo de los resultados de su gobierno. “Ojalá que quienes sean nuestros opositores sean conscientes de lo que han dejado”. También hubo lugar para la emoción cuando recordó a Néstor Kirchner, al cumplirse nueve años de su fallecimiento.

Cuando Alberto, Axel y Cristina salieron al escenario sobre la avenida Corrientes, los esperaba una concentración enfervorizada que se extendía por las calles laterales, familias, gente mayor, grupos de amigos y amigas, militantes de todas las fuerzas, adolescentes y miles de banderas con todos los colores y la diversidad del Frente de Todos. Cristina aprovechó para reconocer el triunfo de Evo Morales, jaqueado en estos días por el imperialismo y sus aliados locales. Alberto recordó que el domingo 27 de octubre era también la fecha de cumpleaños de Lula Da Silva: “Hoy cumple años Lula, ¡Lula libre! Antes de despedirse, Alberto llamó a la multitud a disfrutar: “Hace cuatro años venimos escuchando que dicen ‘no vuelven más’, pero una noche volvimos y vamos a ser mejores”.

Cristina Fernández de Kirchner

«Hoy Alberto es presidente de todos los argentinos y va a tener la inmensa tarea, la inmensa responsabilidad, la tarea ciclópea, porque esto va a requerir de esfuerzos inimaginables. Lo que decía recién Axel, una provincia y un país arrasado, más allá del marketing y las palabras, es una realidad dolorosa y cotidiana de todos, va a tener una tarea muy difícil que requerirá la ayuda, la cooperación de todos los argentinos, los que nos votaron y los que no nos votaron, también.”

«Lo que pasó en nuestro país y también lo que paso hace días atrás en la hermana república de Bolivia, y desde acá felicitamos a Evo Morales nuevamente electo presidente de Bolivia, esto que pasó aquí en la Argentina, lo que vemos a que ha sucedido en la hermana República de Chile, lo que pasó también hace un tiempo en Ecuador, nos tiene que abrir la cabeza no solamente a los dirigentes políticos, a los dirigentes sociales, empresariales, de la inviabilidad de modelos políticos y económicos basados en el ajuste permanente.”

«Creo que el resultado de hoy, aquí en la Argentina, y lo que está pasando en la región, es la muestra más clara de la necesidad de democracias en donde la economía también debe ser democratizada. Déjenme decirles una vez más que Alberto presidente y Axel gobernador en la provincia de Buenos Aires significa que los argentinos hemos comprendido que son necesarios modelos de inclusión. ¡A partir del 10 de diciembre empieza una nueva etapa para todos los argentinos y para todas las argentinas!”

«Y para finalizar me voy a tomar un atrevimiento, presidente. Le voy a pedir frente a usted, frente a Axel y frente a todos los argentinos al que todavía es presidente hasta el 10 de diciembre, que por favor tome todas las medidas que deba tomar para aligerar la situación dramática que se están viviendo en las finanzas del país, es su responsabilidad. Los presidentes son presidentes desde el primer día que asumen hasta el último día que se van eso es parte de la responsabilidad institucional y democrática de un país. Por eso señor presidente hasta el 10 de diciembre ejerza su responsabilidad cuidando el patrimonio del pueblo y de la nación.”

Alberto Fernández

«Mis primeras palabras son para agradecerle a todo el pueblo argentino que hoy fue a votar, gracias a todos los que nos votaron, gracias a todos los que nos acompañaron, gracias, como dijo Cristina, por el compromiso que han demostrado por construir realmente una Argentina solidaria, una Argentina más igualitaria, que defienda la educación publica, que defienda la salud pública, una Argentina que privilegie a los que producen, una Argentina que privilegie a los que trabajan, estoy seguro que ese es el mandato que nos han dado cada uno de los que nos votaron.”

«¡Gracias, Néstor dónde estés, porque vos sembraste todo esto que estamos viviendo! No sería justo que hoy no le reconociera a él lo que hizo por nosotros y la enorme posibilidad que me dio a mí de vivir esa formidable aventura de hacernos cargo de un país caótico y de ponerlo en pie. De aquí en adelante solo nos queda cumplir con lo prometido, como les dije en Mar del Plata, cada compromiso que asumimos es un contrato moral y ético con todos los argentinos sobre el país que debemos construir.”

«Vamos a hacer todo lo que haga falta para que las persianas de las fábricas, de las Pymes vuelvan a levantarse, para que esas máquinas que hoy están inmovilizadas vuelvan a funcionar, para que en cada una de esas empresas, esos trabajadores que se quedaron sin trabajo vuelvan a trabajar, para que la educación publica no sea una desgracia, como dice el presidente, para que las universidades del interior se sigan abriendo para que nuestros chicos puedan seguir educándose para que nuestros científicos no tengan que migrar porque nuestra patria los maltrata, vamos a volver a construir la argentina igualitaria y solidaria que todos soñamos, ese es el compromiso que asumo.”

«Recién Cristina felicitaba por su triunfo electoral a Evo Morales. Hoy 27 de octubre cumple años Lula, un hombre que está injustamente preso y por quien debemos seguir pidiendo su libertad ¡Lula libre! Que escuchen en toda Latinoamérica y en el mundo también.”

«Quiero decirles que con el voto de todos y todas ustedes empezamos a dar vuelta una página tremenda que se empezó a escribir aquel 10 de diciembre del año 2015… Hace cuatro años venimos escuchando que dicen no vuelven más, pero una noche volvimos y vamos a ser mejores.”