El domingo, en una histórica elección Primaria, la voluntad popular le dio un golpe durísimo al modelo de hambre y dependencia de Macri y el FMI.

Cerca de las 9 de la noche, se comenzó a poblar el bunker del Frente de Todos a medida que iba llegando la militancia, las y los fiscales, y un montón de personas entusiasmadas y ansiosas por compartir las cifras que develarían el futuro de todo un país. Para las diez, ya estaba colmado y los cantitos de campaña se mezclaban con la música en el salón y miles se amuchaban afuera del Centro de Cómputos Art C de la calle Corrientes.

Todavía no había hablado ninguno de los precandidatos del FdT, no había ningún dato oficial, pero el país entero ya sabía que Macri había sido derrotado. En Costa Salguero el único que recibió una felicitación fue Larreta, la perorata de Macri fue insuficiente, vacua y autoritaria, escondió los números de la elección y mandó a dormir a la ciudadanía que concurrió masivamente a votar. En el bunker del Frente de Todos, la muchedumbre se sumergió en un festejo largamente esperado. A pesar de SmartMatic, de los trolls, las fake news, el partido judicial y toda la aplastadora maquinaria del poder real, el domingo el pueblo comenzó a salir del agobiante modelo de miseria, odio y resentimiento propuesto por el macrismo, la Alianza Cambiemos y el FMI.

A las 11 y con la carga de datos confirmando el aplastante triunfo, subieron al escenario los candidatos del Frente de Todos. Era una verdadera fiesta y hubo una gran emoción cuando se escuchó el mensaje grabado de la compañera candidata a vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: “quiero agradecer a todos los que acompañaron y creyeron en esta propuesta”, dijo. Pidió escuchar el mensaje de las urnas y ser responsables ante la grave situación por la que atraviesa la Argentina, y la militancia tapó su voz con los aplausos. Luego, Máximo Kirchner dijo que no se trata de “reconstruir lo que fue, sino de construir lo que viene”.

Habló luego Sergio Massa y posteriormente le tocó el turno a un exultante Kicillof, uno de los protagonistas clave de la jornada, el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires que superó a Vidal -la dueña de la mejor imagen del Pro- por 17 puntos en una histórica campaña. Habló sobre su triunfo en la primaria y señaló que “significa que los bonaerenses quieren una provincia en marcha”. Axel especificó los problemas en la provincia: “está en una situación en donde cierran 140 Pymes por mes, se pierden 1200 puestos de trabajo formales por mes, los hospitales no tienen insumos, no tienen vacunas. Este es un gobierno que ha cerrado 250 escuelas en la provincia de Buenos Aires. Pero los bonaerenses no bajaron los brazos. Con todo esto encima no bajaron los brazos, no se dieron por vencidos. Falta un gobierno que se ponga a trabajar. Falta decisión política y apuntar para otro lado”, subrayó.

Finalmente, apareció en el escenario el candidato presidencial, Alberto Fernández, del brazo de Taty Almeida -Madres de Plaza de Mayo- y Lita Boitano -Familiares de Desaparecidos y Detenidos-. El candidato presidencial se mostró eufórico por el contundente triunfo ante Mauricio Macri (47,26% a 32,35%) y en su discurso repasó algunos de los principales ejes de su campaña. Habló de la importancia de las escuelas y las universidades públicas, de la necesidad de que las pymes reciban ayuda estatal y de que los jubilados tienen derecho a acceder a un sistema de salud, de poner en pie a las trabajadoras y trabajadores y decirle que no a la reforma laboral. Mencionó a Cristina especialmente, “mi agradecimiento para Cristina. Nada de esto hubiera sido posible, ni esta unidad que tenemos, que como yo siempre decía que estemos unidos es una condición necesaria para ganar, eso no hubiera sido posible sin la grandeza, sin la generosidad y sin la capacidad de estadista que tiene Cristina; que vio cuál era el momento y vio qué había que hacer”.


TEXTUALES

«Nos faltan dos meses, éstas son las PASO. Pero es una manifestación de voluntad del pueblo argentino, más que nada es una voz que debe ser escuchada por todos de los que somos destinatarios de lo que podría denominarse un triunfo, pero también una voz que debe ser escuchada por el gobierno. Todos debemos escuchar la voz de las urnas de intentar una vez más que la Argentina vuelva a tener la posibilidad de ser una sociedad mejor, más feliz, más tranquila.”

CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER

«Argentina escuchó el mensaje. Un mensaje que decía que a nosotros nos importa la educación pública y que queremos seguir sembrando universidades; un mensaje que decía que las pequeñas y medianas empresas deben ser atendidas y respaldadas desde el Estado; un mensaje que decía que nosotros nunca creímos que la mejor forma de progresar era sacándole derechos a los que trabajan y que nuestros abuelos tienen derecho a tener salud y a tener un ingreso como el que corresponde. Vamos a trabajar para terminar con la pobreza abriendo las fábricas, dando trabajo, poniendo a producir, poniendo en marcha la economía argentina. ¡Vamos a hacer la Argentina que los argentinos y las argentinas nos merecemos!”

ALBERTO FERNÁNDEZ

«Estamos acá porque queremos gobernar la provincia de Buenos Aires y cuando decimos que la queremos gobernar, es gobernarla con todos los sectores. Con los profesionales, con los comerciantes, con los pequeños productores, con los maestros, con las maestras, con los médicos, con los enfermeros, con los que nos votaron y con los que no nos votaron. Necesitamos absolutamente a todos porque queremos construir una provincia con todos, con un gobierno que trabaje para todos. ¡Es con todos, con los que nos votaron y con los que no nos votaron!”

AXEL KICILLOF

«Han endeudo la argentina de una manera salvaje y el desafío que tiene el próximo gobierno en la argentina es que los números en la Argentina puedan cerrar con la gente adentro, ese es el enorme desafío que tenemos todas y todos por delante…. Que no se trata de reconstruir lo que fue, se trata de construir lo que viene y que esta victoria también es fruto del reencuentro entre nosotros, que es el reencuentro también que quieren tener todos los argentinos y argentinas a lo largo y ancho del país con sus vecinos y vecinas.”

MÁXIMO KIRCHNER


 

El abrazo y la alegría de Alberto y Axel.

El bunker del FdT era una verdadera fiesta.

Máximo, saludando a la militancia.

El PCCE, el domingo afuera del del Centro de Cómputos Art C.