BALOTAJE EN ECUADOR: “Vamos a derrotar a la oligarquía en las urnas”

BALOTAJE EN ECUADOR: “Vamos a derrotar a la oligarquía en las urnas”

BALOTAJE EN ECUADOR

“Vamos a derrotar a la oligarquía en las urnas”

A menos de dos semanas de la segunda vuelta electoral, la mayoría de las encuestas muestran una ventaja del candidato de Alianza PAIS. Al mismo tiempo, la derecha apuesta a una campaña sucia digitada desde la embajada norteamericana.

La campaña electoral para el balotaje del 2 de abril próximo comenzó con fuertes acusaciones cruzadas en donde se pudo ver el nivel de agresividad de la derecha ecuatoriana, cada vez más parecida a la derecha fascista venezolana. Esto se debe a que los números de las primeras encuestas, posteriores a la primera vuelta, muestran una ventaja del candidato de Alianza PAÍS. Una consultora reveló que la Revolución Ciudadana triunfaría con un 51,02% de los votos, mientras que el neoliberal Guillermo Lasso y su “Alianza para el Cambio” obtendría un 35,53% (el 13,45 restante serían votos blancos y nulos). Otra encuesta de la consultora Diagnóstico le otorga a Lenín Moreno una ventaja de 12,6 puntos frente a su rival.

La importancia del resultado de este balotaje trasciende las fronteras ecuatorianas. A principios de marzo, se realizó la cumbre del ALBA en Venezuela en donde el camarada Raúl Castro llamó a defender la Revolución Ciudadana y a votar por Alianza PAIS. Raúl, también habló de la importancia geopolítica de esa victoria electoral para el resto de la región ya que no solo se juega el destino del Ecuador, sino también el del resto de los proyectos populares. Una victoria del correísmo complicaría los planes del imperialismo en destruir los procesos progresistas de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba.

Por el otro lado, la derecha regional decidió inmiscuirse en los asuntos internos de Ecuador de forma desembozada. Ellos saben lo que está en juego. Por caso, la esposa del criminal venezolano Leopoldo López, Lilian Tintori, intentó ingresar a Ecuador para hacer campaña. La idea era demonizar el proceso político venezolano con mentiras y hacer una comparación falaz con lo que podría suceder de continuar la Revolución Ciudadana.

Otra cuestión a tener en cuenta fue el comportamiento de algunos “líderes” sindicales ecuatorianos, que desde hace varios años vienen atacando al gobierno de Rafael Correa. Algunos de ellos directamente están llamando a votar por Lasso, como el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador. Ante esas posiciones, el Partido Comunista Ecuatoriano, que forma parte de Alianza PAIS, salió al cruce de dichos “líderes” y los denunció públicamente: “Es necesario que el pueblo sepa que la izquierda real está con el proyecto político impulsado por el exvicepresidente Moreno”, aseguró el secretario general del PCE.

La amplia mayoría de los sectores asalariados están encolumnados detrás de Alianza PAÍS y sus organizaciones políticas, sociales y sindicales. Y no solo eso: gran parte del territorio, las gobernaciones y municipios ecuatorianos, salieron a dar su apoyo a Moreno. El sábado 18 de marzo, en un acto masivo, Alianza PAÍS reunió a más de 400 autoridades locales, entre ellas a mas de 140 alcaldes, que leyeron un comunicado firmado por la Asociación de Municipalidades del Ecuador. El comunicado llama a votar por Lenín Moreno y a rechazar al candidato neoliberal que pretende bajar impuestos a los sectores más ricos del país, lo que obligaría a recortar los presupuestos de municipios y gobernaciones en más de un 30%.

Está más que claro que Guillermo Lasso viene a aplicar un modelo de ajuste como el de Macri en Argentina. El “cambio” que pretende la derecha no es más que una vuelta al pasado, cuando el país era gobernado por una casta oligárquica adicta al imperialismo y al saqueo del país. No es casual que, al igual que Macri, Lasso esté asociado a 49 empresas en paraísos fiscales. Por el contrario, el candidato de la revolución ciudadana sigue apostando a una campaña propositiva y de avanzada que traerá progreso social y desarrollo económico para Ecuador.

Compartir