COMUNISTA INOLVIDABLE: Alcira de la Peña

COMUNISTA INOLVIDABLE: Alcira de la Peña

COMUNISTA INOLVIDABLE

Alcira de la Peña

El 15 de marzo de 1998, hace 20 años, fallecía en Buenos Aires la inolvidable camarada Alcira de la Peña, médica y notable dirigente del Partido Comunista de la Argentina.

Nacida el 9 de noviembre de 1911 en Buenos Aires, su vida fue un ejemplo de lucha de la mujer trabajadora, estudiosa y defensora de los derechos humanos en general y de los derechos de género en particular.

Hija de inmigrantes de una familia numerosa, tuvo que trabajar en diversos oficios para costearse su carrera de Medicina, en la UBA primero y en la Universidad Nacional de Córdoba luego. En sus años de estudiante se incorpora a la agrupación universitaria Insurrexit, dirigida por Héctor Pablo Agosti, y en 1931 se afilia a la Federación Juvenil Comunista.

Su trayectoria militante fue impresionante: amén de haber caído presa en numerosas oportunidades, en 1937 fue cofundadora de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), fue miembro del Comité Central y de la Comisión Ejecutiva del Partido Comunista, presidió por años la Comisión Nacional Femenina del Partido, fue cofundadora de la Unión de Mujeres Argentinas (UMA) y participó del Consejo Ejecutivo de la Federación Democrática Internacional de Mujeres. Fue la primera mujer candidata a vicepresidenta de la República en 1952 por el Partido Comunista en fórmula con Rodolfo Ghioldi como candidato a presidente y la primera concejala electa por la Ciudad de Buenos Aires en 1958. Siguió sufriendo detenciones y cárceles diversas por años, fue colaboradora de las publicaciones partidarias Orientación, Nuestra Palabra, Nueva Era y representante del Partido en la Revista Internacional con sede en Praga (por entonces República Socialista de Checoslovaquia), así como cofundadora de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) en 1975.

Un ejemplo de la mujer militante que supo llevar la lucha de género al plano de la lucha de clases, al plano de la lucha por la democracia integral que solo puede realizarse con el socialismo, en una sociedad nueva donde el hombre sea “hermano del hombre” y de la mujer en plenitud de derechos, de igualdad y humanidad. En una sociedad donde la mujer sea plena protagonista virtuosa, como lo fue Alcira de la Peña y otras tantas memorables camaradas a través de los años.

En la Provincia de Buenos Aires, una calle en la ciudad de Salto y un barrio en la ciudad de Chacabuco llevan el nombre de Alcira de la Peña.

R.G.M.

Compartir