ENCUENTRO CON MÁXIMO KIRCHNER

ENCUENTRO CON MÁXIMO KIRCHNER

El pasado jueves 26, celebramos un encuentro junto al compañero Máximo Kirchner en el local de La Plata. En el marco de dos conmemoraciones muy sentidas para los comunistas y el campo popular. Se cumplían cinco años de la partida del camarada Jorge Pereyra, fundador del PCCE, y los 15 años del triunfo electoral Néstor Kirchner, que abrió una nueva etapa para la Argentina y para América Latina.

Como señaló el compañero Pablo Pereyra, el local de La Plata fue la “trinchera de ideas” desde la cual, en los 90, Jorge se plantó en defensa de los principios y de la línea histórica de los comunistas, frente al abandono del marxismo-leninismo que fue moneda corriente a partir de la caída de la URSS.

Pablo sintetizó esta línea histórica frentista y de unidad de los revolucionarios, desde los fundadores del Partido, en especial en la figura de Victorio Codovilla, pasando por los ’70 ya con Jorge como secretario de la Juventud Comunista, e impulsor, junto a la JP, de las coordinadoras de las juventudes políticas; hasta llegar al 2003 junto a Néstor y Cristina.

Durante casi dos horas de charla (difíciles de sintetizar en una crónica) el compañero Máximo recorrió, entre tantas cuestiones, los gobiernos de Néstor y Cristina. El análisis del momento actual, de franco retroceso para el pueblo. La necesidad de organizar la resistencia a las políticas del neoliberalismo que lleva adelante la Alianza en el gobierno, y una fuerza capaz de aglutinar y orientar las luchas y darle carnadura a una alternativa de gobierno.

En este sentido, se preocupó por señalar que es necesario tener en cuenta de dónde venimos, la realidad del país, y cómo llegó Néstor al gobierno en el 2003. Cuáles son las alianzas que en ese difícil contexto tuvo que realizar y cuáles son las limitaciones que ese frente político presentó en el primer gobierno de Cristina: “Vale la pena recordarlo porque muchas veces tendemos a martillarnos los dedos y creo que tenemos que salir de esa situación y entender aquel periodo.”

Entender la etapa histórica nos coloca en un mejor lugar para significar los gobiernos de Néstor y Cristina; pero también nos ayuda a dimensionar el 2015 y el momento actual para salir a la calle y explicar lo que significa este modelo. Como señaló el compañero, debemos ser repetitivos, y explicar cómo te meten la mano en el bolsillo con los servicios, cómo en 2 años nos llevaron a una situación asfixiante: “Lo que estamos viviendo ahora y tenemos que discutir con gran parte de la sociedad, y encontrar el método para hacerlo y no cansarse, es explicar este tipo de situaciones. Porque lo que se empieza a ver no es el desgajamiento de un gobierno, no es que mañana esto va a saltar por los aires y a reventar. Sí sé y tengo plena convicción de que este plan económico va a fracasar para la mayoría de los argentinos, que no quiere decir que no sea exitoso para una pequeña minoría, más aún cuando se están haciendo de los sectores estratégicos de la economía, el avance de ellos sobre la matriz energética… y por todos lados. Tiene que ver con que el próximo presidente, que no solo va a necesitar tener una gran cantidad de votos para acceder a la presidencia, sino un gran apoyo popular para revertir muchas de estas políticas”.

En una parte del recorrido señaló la importancia de los líderes políticos para el campo popular: “A los sectores populares siempre le cuesta mucho generar dirigentes que se vuelvan competitivos. Años, décadas. Lo de Lula en Brasil, lo que pasó acá en Argentina o lo que le pasó al Rafa Correa en Ecuador, le pasa por ejemplo a Evo en Bolivia, más cuando te los bombardean todo el tiempo. Hoy la potencia que tenemos como espacio no solo radica en si Cristina puede ser candidata o no, sino lo escuchada que es la voz de Cristina.”

Máximo consideró que una parte importante de la tarea de los militantes es trabajar mucho sobre la subjetividad que crea el neoliberalismo, trabajar en la lucha de ideas y sobre la conciencia de aquellos sectores que aun beneficiados por los gobiernos kirchneristas no acompañaron en los últimos años. Construir sentido a partir de la orientación y las ideas de 12 años de gobierno que tenían una clara definición a favor de las mayorías y en función de los intereses de los sectores populares.

NESTOR

“Vale recordar, la idea era el 2007 para Néstor, no era el 2003. Medía 0.30 o 0.35 con mucho optimismo. A veces uno lo miraba cuando salía a recorrer y decía ‘qué está siendo este hombre’, ‘adónde va’, y uno veía que le metía. Creo que lo que tenemos que recuperar en estos días es aquella desfachatez que tuvo y que se planteó él mismo a la hora de salir. Yo no sé si situar estas cosas como una visión estratégica o no, pero sí tuvo la desfachatez de animarse y de creer. Por delante eran todos gigantes.”

ACUMULACIÓN DE FUERZAS

“Nosotros nos tenemos que poner a pensar cómo vamos a hacer para organizarnos y para proponer a la sociedad un camino nuevo. Muchas veces trato de definirlo: no hay que reconstruir aquello que fue, sino que hay que construir lo que viene. ¿Qué quiere decir construir lo que viene? Néstor pudo tener un 24 de marzo del 2004 en la ex Esma porque Madres, Abuelas, HIJOS, y distintos colectivos políticos, sociales y culturales se encargaron de mantener la llama viva y constantemente militar la causa de los derechos humanos. Néstor opera sobre un contexto político previamente construido y toma la decisión política en la Casa Rosada de decir ‘va a ser por acá’, sin ser una demanda de las más solicitadas en toda la sociedad.”

LUCHA DE IDEAS

“Uno también lo siente, nos volvemos como repetitivos, porque estas cuestiones las venimos diciendo ya no desde que asumió Macri, sino desde antes. Esto que está pasando hoy lo venimos diciendo hace mucho tiempo y no tenemos que dejar de repetirlo así a veces nos sintamos que nos aburre o que siempre hay que tener algo novedoso. Creo que tenemos que confiar un poco más en aquellas cosas en que nosotros creemos y no tanto en los cantos de sirenas.”

LA MEMORIA HISTÓRICA

“Ahí es donde muchas veces ha operado esta subjetividad que genera el neoliberalismo y sobre eso nosotros tenemos que trabajar mucho. No nos tenemos que olvidar nunca de dónde venimos. Y nosotros como sociedad nos olvidamos del 2001, nos olvidamos de donde veníamos, nos olvidamos de la tragedia, de cómo se generó esa tragedia.”

LOS 12 AÑOS

“En estos doce años hicimos un gran esfuerzo y obviamente no nos alcanzó para solucionar todos los problemas de la Argentina, pero la orientación de ese gobierno y las ideas tenían una clara orientación. En cada pelea que tuvimos, cuando se llegó al límite, la orientación y la definición fue en función de las mayorías, no de las minorías privilegiadas.”

EL 2019

“Si las políticas son las mismas, si los que se están beneficiando son los mismos y si los resultados que empiezo a observar paulatinamente en la sociedad son estos, es hora de tener la confianza plena de reorganizar ese espacio y darle la vitalidad que necesita no solo en virtud de decir ‘hay 2019’. Lo importante es que haya 2019 para la sociedad.”

Compartir